Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Testimonio de Sor Marta Leticia

Bueno se dirán: y ¿Quién soy yo? Disculpen que no completé mi presentación, me emocioné recordando a mi familia y el lugar en que nací y he vivido.
Soy una religiosa de la familia de las Clarisas Capuchinas, les platicaré como surgió mi vocación:
-Desde que era pequeña, tenía gran inclinación hacia las cosas de Dios, me gustaba ir a Misa los Domingos y estar atenta a la Palabra de Dios, cuando iba creciendo al ver a una religiosa, por la calle, me llamaba mucho la atención; en esto estaba a “cero” de conocimiento y al no tener ni buscar a alguien que me orientase….mi vida transcurría hacía la adolescencia, etapa que escuché a un doctor nombrarla como “odio-adolescencia” ¿Por qué será?. Ciertamente me envolví en otras inquietudes, distracciones propias de la edad, pero con deseo de estudiar para una carrera profesional, y estando ya en la Preparatoria en el tercer semestre (comienzo del 2ª año) me hice  novia con un compañero del salón, era una relación muy bonita que parecía que éramos el uno para el otro, por lo que hacíamos planes que al terminar los  estudios nos casaríamos, ya hasta habíamos  planteado cuantos hijos íbamos a tener y como los llamaríamos; esos eran nuestros planes, pero el Señor ya tenía sus planes, también.



Mi novio conocía a unas religiosas a las que llamaba “tías” pues da la casualidad de que su mamá estuvo de postulante con estas religiosas, salió cuando tuvo edad se casó y su esposo cuando tenía sus hijos trabajó con dichas religiosas, pues estaban construyendo un nuevo convento por ser pequeño e incómodo  por el gran número de vocaciones que acudían. Por ello mi novio y sus hermanos estuvieron trabajando allí, por lo que él me platicaba mucho de ellas resultándome muy agradable. Un día me pide le acompañé al convento pues quiere que conozca a sus “tías” y como él les hablaba de mí también ellas quieren conocerme. Fuimos un día y para mi sorpresa en el momento que entré, sentí algo diferente y extraño (Hago paréntesis: Aunque la vida me pintaba muy bonito para casarme y tener una carrera, en lo profundo de mi corazón sentía anhelar otra cosa y nunca dejé de sentir lo que ya sentía al ver una religiosa) Y cuando entré al convento , sentí como si hubiera encontrado lo que mi alma andaba buscando. 

Platiqué con mi novio sobre esto que sentía él lo comprendió y me demostró que su amor era verdadero, pues a pesar de saber que me perdería, me dijo que lo más importante para él era verme feliz, así que, me apoyo y me seguía llevando al convento para que conociera esta vida, conocer a las religiosas y me conocieran. Fueron unos meses antes de terminar preparatoria y a escondidas de mis padres, quienes se enteraron cuando la Madre Abadesa me había dado la fecha para entrar al convento, casi enseguida de terminar la preparatoria.

Ingresé en el Monasterio de las Hnas Clarisas Capuchinas de León Guanajuato, el 11 de Agosto de 1991 día de Santa Clara de Asís Madre Fundadora a los 18 años de edad, a pesar de que mis padres y hermanos se oponían. Renuncie a mi familia, a una carrera, al novio y tantas cosas que me ofrecía el mundo.
Ahora tengo 23 años de mi primera profesión, y puedo decir que esta mi vida consagrada a la que Dios me ha llamado, en un carisma particular como Clarisa Capuchina, es hermoso, pues esa vida de relación constante con el Señor en la oración y en la Liturgia, primordial en este estado de vida, que luego se prolonga en el trabajo manual, en la fraternidad en una relación sencilla y humilde, viviendo, también en pobreza, castidad y obediencia, como una ofrenda constante al Señor. Es una experiencia maravillosa, que vale la pena vivirla, pero que también requiere gran trabajo y esfuerzo continuo de nuestra parte, para dejar obrar al Señor en nuestra vida. “vaciarse de uno mismo para que el Señor llene nuestro interior de El, es Experimentar y desde aquí el cielo”.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información