Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Primera Fundación de Clarisas Capuchinas en México XIII

Don francisco de Villarreal  llevará a las fundadoras a Cádiz.

Con las cartas del general José Centeno Ordóñez, del capitán Antonio Izquierdo de Quirós y del Obispo de Cádiz, las capuchinas acuden al señor cardenal arzobispo de Toledo informándole de todo esto, se sirviese a dar licencia. Sólo faltaba un detalle, quién acompañaría a las futuras fundadoras hasta Cádiz, para esto el cardenal pide que sea la Abadesa de la comunidad quien haga dicha elección. Sin dudar, tanto ella como toda la comunidad proponen a su confesor, don Francisco de Villarreal, siendo la persona más indicada. 
Él escribe ante dicho suceso:

“…en este lance fue maravilloso la dificultad que entre sí traían mis capuchinas, de pedirme que fuese yo con las fundadoras y de no querer que dejase la comunidad. Y al fin, se resolvió la madre abadesa y las madres fundadoras a significarme el consuelo que tendrían en quelas asistiese hasta Cádiz, y después de encomendarlo a Nuestro Señor les di el sí y dije que propusiesen mi persona al señor cardenal para este empleo del que yo era tan indigno y que yo tenía para los gastos…

El cardenal concedió la licencia, mandando que el superintendente general de los conventos sujetos a su obediencia entregase las seis religiosas a don Francisco de Villarreal y que él en Cádiz las depositase en el convento que hubiere señalado el señor obispo, de cuya mano las había de recibir el general para acomodarlas en el navío que habían dispuesto. Por supuesto le encomendaba, asimismo, la prevención y cuidado para el viaje: “…que fuese con la religión, decencia y autoridad, que convenía”. 

Después de tantos años de espera, enfrentando grandes retos y dificultades, con la fe puesta siempre por delante, hasta que el Señor indicara el día que tenía preparado para que se realizara su obra, por fin llega el día de su cumplimiento, para que las primeras Clarisas Capuchinas que implantarían su carisma por la Nueva España emprendieran ya su partida.

Continuemos juntos, querido lector, viviendo esta gran aventura de amor por el Amor, ya que comenzará una nueva etapa de nuestras valientes y santas religiosas, puesto que aún no está concluido todo para que logren la misión que Dios les ha encomendado. Acompañemos a estas hermanas en su trayectoria desde que salen de su convento de Toledo hasta llegar a Cádiz, y después, la imaginable aventura que pasarán desde que embarcan en esta ciudad hasta llegar al puerto de Veracruz, primer puerto  del reino de la Nueva España; será algo emotivo, increíble y digno de admirar la santidad de estas hermanas Capuchinas…

Sor Marta Leticia
  

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información