Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

¿Conoces la iglesia de san Antón?...

Pues voy a indagar en su vida, o mejor vamos a indagar.

Hay muchos pueblos que celebran su fiestas, aquí es costumbre comer la pata de san Antón.
San Atanasio uno de los primeros Padres de la Iglesia que escribió la vida del Santo que todos los religiosos rezamos en este día.
Pondremos algunas notas para quienes no le conozcan y nos demos cuenta de lo a rajatabla que llevó su seguimiento de Cristo y tratemos de imitarlo y no solo le presentemos nuestros animalitos, sino a nosotros mismos para que nos ayude a parecernos a él en este seguimiento.

Quedó huérfano a los 18 años, solo con una hermanita aun pequeña que tenía que atender, cuidar su casa y a su hermana. Él iba todos los días a la iglesia. Siempre lo hacía. Un día, poco después de la muerte de sus padres, yendo a la iglesia iba pensando para sí, como los Apóstoles lo habían dejado todo por Jesús y como por seguir al Maestro habían dejado familia, sus redes de pesca todo. También los primeros cristianos lo dejaban todo y lo vendían para darlo a los pobres. Esto iba pensando Antonio consigo en sus idas a la iglesia. También pensaba en la gran recompensa que Dios da a los que lo dejan todo por su amor.

Un día al entrar en la iglesia estaban leyendo el evangelio que dice “Si quieres llegar hasta el final vende todo lo que tienes dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo. Luego vente conmigo”. Era rico. Sus padres le habían dejado muchos bienes. Entonces vendió todos los bienes y los repartió a los pobres. Se quedó solo un poco para la atención de su hermana. Pero otro día que entró también a la iglesia escuchó el evangelio que dice: “No os agobiéis por el mañana” Entonces salió llevo a su hermana a unas vírgenes (religiosas diríamos hoy). Vendió todo lo que se había reservado y desde entonces se dedicó a trabajar para vivir él y dar a los pobres. Su vida era toda de oración, penitencia, lectura de buenos libros y sobre todo de Dios.

Más tarde se retiró al desierto, para vivir más cerca con solo Dios. Allí le siguieron muchos que desearon vivir como él. El demonio que estaba muy rabioso de todo el bien que veía en Antonio le persiguió y tentó mucho de todos los modos, pero Antonio de la mano de Dios se mantuvo fiel y pudo con todo el infierno.

Luego su santidad se extendió y muchos jóvenes le siguieron para que les enseñase a amar a Dios. Hizo muchos milagros porque era amigo de Dios y Dios escucha siempre a sus amigos. Como sigue escuchando en todas las cosas a sus amigos que fieles presentan a San Antón sus necesidades.

Gracias San Antón.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar