Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Sor Verónica Lagasca -Cap XVIII

Esto también lo aconsejaba cuando era necesario. Aquí, seguramente se refiera a otros desahogos inútiles y ciertamente perjudiciales que se toman por impulso natural y deseo de consuelo, no por reflexión que hace ver es voluntad de Dios, por necesaria alguna ayuda. 

Entre unas y otros dio también consejos muy acertados en esos mismos cuadernitos preparándolas para las oficinas y cargos en que se pudieran ver, porque pueden ser útiles también entresacamos:

Es tanto lo que deseo se conserve su alma sin la pringue que por nuestra flaqueza humana formamos en el convento… ¡Son tan sutiles los escollos, sobre todo cuando se llega a cierta edad, a ciertos cargos! Que le quiero poner una lista de los que yo encuentro, porque creo que le vendrán bien. Aunque realmente todos desaparecen, si compendiamos nuestra vida, en “solo Dios”. Pero es tan fácil creer que no lo perdemos de vista y sin embargo, estar muy lejos de él…

Solo Dios siendo cocinera. Ser instrumento de la Madre. No perdonar trabajo, ni sacrificio, pero no inventar trabajo o cosas de regalo (a no ser para evitar algún mal). Que todas las quejas que tengan de su caridad se queden enterradas en S.C…silencio evangélico riguroso, con cara y modales buenos. No descuidar la oración y el día que no haya podido hacer las dos horas, pedir a la Madre suplir a la noche; y si por eso, la manda alguien a suplirla, admitirlo.

Solo Dios en la enfermería: Si tiene que cuidar enfermas que necesitan distracción, que sea de cosas espirituales, huyendo de noticias y mucho más de comentarios. Un estudio especial en disimular los descuidos que la Madre pueda tener con ellas. Como le empiecen a contar historias y hacer comentarios, cortarlos discretamente.

Examen

¿Tengo algo superfluo como mío? ¿Busco y escojo para mí lo peor?
Reina en las cosas de mi uso la curiosidad
¿Pido fácilmente licencia para alivio y cosas no necesarias?
En la comida, ¿escojo siempre lo más pobre?
¿Estimo algo de este mundo, me alegra algo de él?
¿Vivo solo y sola para Dios, sin nada y sin nadie? 

Sor Caridad        

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información