Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Primera Fundación de Clarisas Capuchinas en México XVIII

PRIMERA FUNDACIÓN DE CLARISAS CAPUCHINAS EN MÉXICO VIII

 Ante el buen espíritu religioso de unas y otras ambas quedaron edificadas, las de Córdoba con las Toledanas y éstas a su vez con las de Córdoba.
Sor Lorenza Bernarda y Sor Teresa María estaban ya libres de calentura. El médico de la comunidad dijo que podían continuar  el viaje.
Francisco de Villarreal da noticias interesantes en su manuscrito, que después omite en su obra impresa, por ejemplo la salida de Córdoba: 

Como el calor era considerable, me pareció salir algo tarde de Córdoba y así fuimos al convento después de las   de la tarde, y a las cinco salimos para la jornada y llegado a la puente fue tan grande el agua y tal tormenta que fue necesario repararnos mucho tiempo en el Aduana que está conjunta con la puente por si mejoraba la tarde. Viendo que era muy tarde y que el agua duraba, los experimentados en el camino que hay a la salida de Córdoba, que llaman los vados, especialmente en lloviendo y que aún de día tiene riesgo librarse de los muchos pantanos, me aconsejaron que no saliese porque era atollar los coches y pasar una mala noche con toda descomodidad. Para volver las religiosas a la clausura era ya deshora, con que tornamos a la posada y en cuarto muy decente y solo estuviesen hasta el amanecer. Al salir el sol salimos en prosecución de nuestro viaje y fue buen acuerdo el que se tomó el día antes, porque con las aguas estaba el camino muy peligroso, pasámosle muy bien e igualmente con toda prosperidad hasta Marchena…”. 

Marchena asentada en unos cerros y rodeada de apacibles  vallezuelos, “la villa es bien cercada y tiene gran arrabal alrededor…Tiene fortaleza y es del duque de Arcos…”.Este nombrado personaje es precisamente sobrino del cardenal Pascual de Aragón, gran bienhechor de las capuchinas toledanas. Así que, don Francisco de Villarreal tenía  el compromiso de hacerle una visita al dicho duque; le contó la misión que tenía encomendada causa por la cual se encontraba por esas tierras, a lo que el gentil duque de los Arcos favoreció a éste y a las fundadoras con un magnífico almuerzo. Pero no en todas partes fue igual, aunque el cariño, el amor, la alegría y la veneración de las gentes por donde pasaban  nuestras fundadoras, la pobreza y bullicio de algunas posadas las obligó a permanecer en el establo. ..

Sor Martha Leticia

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información