Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Primera Fundación de Clarisas Capuchinas en México XLIV

Así apareció doña Ana Francisca de Zúñiga y Córdoba en la vida de las “navegantas”, siendo su primer socorro en tierra de Indias. Permaneció en el recuerdo y gratitud de las monjas mientras vivieron, y una y otra vez la veremos reaparecer en la historia de la primera fundación de las capuchinas en Nueva España, de todo lo cual se darán cumplidas noticias, cada vez en su sitio.
 
Socorrió, en efecto, la esposa del gobernador de Veracruz, a las monjas alojándolas en su casa, palacio de gobierno. Pero hizo mucho más por ellas, por lo que se sentían muy obligadas con Doña Francisca:
 
Nos tuvo en su casa diez y siete días regalándonos y dándonos todo lo necesario, pues no traíamos una toca que ponernos y casi no la tuvimos en el mar, que como ya sabrá, si han llegado las cartas, se perdió todo al embarcarnos y se padeció harto pues nos hallamos sin tocas y telas y que todas las habíamos menester y estando más de un mes vomitando, no teníamos un pañito con que limpiarnos. Sírvase Dios con todo, que así lo quiso, que de esto y otros muchos trabajos que se padecieron todo nos parece poco y estamos todas contentas de haberlos pasado y se nos hace poco por quien se han padecido”.
 
Por cierto que lo antes transcrito es la primera referencia sobre la estancia en Veracruz llegada hasta nosotros de Sor María de Toledo, y es una lástima que se haya podido perder cualquier otro testimonio suyo, anterior a éste escrito ya en México, sin fecha, pero desde luego posterior a diciembre de 1.665. Y digo que es una lástima porque, aparte del hecho en sí mismo, de contar con el posible relato de la fiel cronista toledana, hubiera sido interesante compararlo, en estilo y contenido, con los anteriormente recogidos de sor María Felipa, sor Lorenza Bernarda y sor Jacinta Juana. Y todo ello queda dicho sin perjuicio de que este testimonio se sor María de Toledo, ya desde la ciudad de México, sea suficiente en cuanto a socorro de doña Ana Francisca de Zúñiga y Córdoba, que es lo que ahora importa.
Más tarde, en abril de 1.666 volverá sor María Felipa a referirse a estos favores de doña Ana Francisca en Veracruz y escribirá a Toledo.

Emilia Alba (Fundación del convento san Felipe de Jesús de Clarisas Capuchinas en Nueva España)
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información