Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Primera Fundación de Clarisas Capuchinas en México X

“…con la vista de los papeles arriba dichos habrá tomado vuestra merced y las señoras que más han de pasar a fundar, nuevo ánimo poniendo las licencias corrientes, para estar prontas a bajar a embarcarse cuando sea tiempo y a prevenir las disposiciones del viaje cuando y siempre solicitare servir a vuestras mercedes…”.

Se había publicado que la flota saldría para junio de ese año de 1665. El Consejo de Indias nombró nuevamente General de la flota, para ese año a don José Centeno Ordóñez, caballero del hábito de Santiago, pues le reconocían sus grandes cualidades. El capitán Antonio Izquierdo de Quirós insistía en ajustar la embarcación en la flota que se preparaba para junio, pero surgían nuevas dificultades para poder lograrlo y muy difíciles de resolver; una, y no sencilla, era contar sólo con los mil pesos para ir de Toledo a Cádiz y desde Cádiz a México, cuando con esta cantidad no alcanzaría ni para lo primero. La segunda dificultad, y no fácil tampoco de resolver, era que el cardenal de Toledo había dado licencia para que las fundadoras fuesen en compañía de los virreyes y bajo su amparo, por lo cual era necesaria nueva licencia y proponer a su Eminencia, señor o prelado con quien pasasen, pues sin esta protección ni se podía pedir, ni la concedería.

Solicitaron noticias a Cádiz, Madrid, Sevilla por si había “compañía decente” con quien embarcasen las fundadoras y no se hallaban. El capitán Antonio Izquierdo de Quirós va abriendo camino de esperanza a las capuchinas en el mejor logro del viaje. Se dirige a la madre abadesa, sor Josefa Lucía, y le da cuenta de sus trámites. Ha hablado con unos y con otros, era difícil lograr un pasaje barato pero un amigo dueño de un navío:

“… Me dijo llevaría a dichas señoras religiosas en la cámara de popa de él (que es harto hermosa) y las sustentaría de todo lo necesario en el viaje hasta llegar a Veracruz si le sacasen del Consejo de Indias licencia, para que este dicho su navío pudiese ir en compañía de dicha flota de registro al dicho reino de la Nueva España, despachado por el juzgado de estas ciudad de Cádiz; lo cual, me ha parecido proponer a vuestras mercedes porque será posible lo logren”.

Dicha petición la hicieron pero no fue atendida. Se les negó la licencia y enterado don Antonio Izquierdo de Quirós sugirió a sor Josefa Lucía que escribiera al general don José Centeno Ordóñez para que tomase a su cargo la embarcación en la que fueran las religiosas, porque sin duda les sería de gran conveniencia y seguridad. Creyeron oportuno escribir, al mismo tiempo, al obispo de Cádiz, fray Alonso Vázquez de Toledo, hombre que gozaba fama de santo y que era religioso franciscano, pidiéndole que hablase con el general para facilitar cualquier dificultad que se ofreciese.

Sor Marta Leticia

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información