Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Primera Fundación de Clarisas Capuchinas en México IX

... vuestras mercedes han de llevar una cámara o camarote de navío merchante, porque  hay menos bullicio que en los del rey, han de llevar dos criadas que las sirvan dentro y dos criados fuera que el uno sirva de cocinero y el otro de mayordomo, esto si el dueño del navío no se obliga a darlas de comer, que si se obliga con un criado y una criada basta; porque no se pueden excusar comuniquen vuestras mercedes esto con otras personas que tengan experiencia en ello y acreditarán, les aconsejo lo que debo….”

La correspondencia entre la abadesa y el capitán Antonio Izquierdo de Quirós resulta muy interesante, pues él nos muestra su lucha por conseguir el viaje de las fundadoras con la mayor comodidad posible, discute precios, regatea, consigue ventajas y juntamente con la comunicación de estos logros, procura explicar a las madres de Toledo, por qué ello es así. Él fue, sin lugar a dudas, el mejor agente que pudieron tener en Cádiz y el artífice de la embarcación de las fundadoras.

Avanza el verano y la comunidad vive horas de incertidumbre, de tensa espera de noticias. Hay correspondencia abundante: con el cardenal don Pascual de Aragón que se encuentra en Roma, con don Antonio Izquierdo de Quirós, con los albaceas; a su vez, don Francisco de Villarreal también escribe a unos y otros; dichas cartas se conservan la mayoría en el archivo conventual. A finales de diciembre de 1664, llegó a Toledo una carta del 7 de julio del mismo año del albacea Fray Alonso de la Barrera en contestación a otras cartas de la abadesa de Toledo. Enviaba los duplicados del testamento de su hermana. Por miedo a que no llegaran a su destino, insiste Fray Alonso de la Barrera en nuevas cartas, de fechas 7 y 14 de julio, insistiendo en la cláusula testamentaria. Así mismo, fray Jerónimo de la Barrera se dirige a la madre sor Josefa Lucía y señoras religiosas capuchinas con fecha 15 de julio de 1664.

En estas cartas se expresaba los deseos de la nueva fundación, que sería una gloria para Toledo y para México esperanza de espirituales progresos. Había urgencia para no dilatar más el viaje, urgente de ponerse en camino, aligerando trámites, venciendo inconvenientes  y todo esto tramitado por unas monjas desde su clausura, ignoradas por sus paisanos, olvidadas por sus vecinos y casi inadvertidas para la vieja ciudad.

Sor Marta Leticia

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información