Capuchinas -Comunidad de Granada 6
Capuchinas -Comunidad de Granada 2
Capuchinas -Comunidad de Granada 4
Capuchinas -Comunidad de Granada 5

Instrucción "AD RESURGENDUM CUM CHRISTO”




Cuando por diferentes razones se opta por la cremación, ésta no debe ser contraria a la voluntad del difunto. La Iglesia no ve razones doctrinales a la práctica de la cremación ya que no toca el alma y no impide a la Omnipotencia de Dios resucitar el cuerpo y por lo tanto no niega la doctrina cristiana sobre la inmortalidad del alma y la resurrección del cuerpo. Pero si pide se haga en lugar sagrado. Los cuerpos de los bautizados en Cristo son templos del Espíritu Santo.
La conservación de las cenizas en lugar sagrado puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y recuerdo de los familiares y comunidades cristianas.

A muchas personas cristianas, este documento les ha podido producir cierta inquietud.
¿Porque se dan estas normas?
¿Por qué ha producido inquietud?
¿Qué aconseja mejor la Iglesia?
El que cree de verdad en la Omnipotencia de Dios, puede pensar que a Dios le es lo mismo de fácil resucitar al que cayó en el mar y se lo tragó un pez, que al que echaron sus cenizas en el mar, en el monte o en el campo.
La Iglesia Católica nos da normas a los creyentes, quizás porque se cometen abusos. Dice (el documento) que si se hace como negación de la resurrección, no se le pueden celebrar las exequias.
Ninguna persona puede tener inquietud, porque haya echado las cenizas de algún ser querido al monte o al mar, porque la norma no obliga hasta que la Iglesia la da. Lo que la Iglesia desea es que tengamos una esperanza firme y cierta en la resurrección de los cuerpos y por ello respetemos mucho ese cuerpo que va a ser resucitado por el Señor Dios. Que oremos por ellos y no los olvidemos, sino que teniéndolos presente ofrezcamos sufragios y oraciones. 
Que sus retos los depositemos en un cementerio digno o en un columbario en lugar sagrado.

Para los que creemos, sabemos bien que Dios cuyo poder es Infinito y es creador Omnipotente, lo mismo que nos creó y nos dio su aliento divino para que viviésemos, nos volverá a la vida con Cristo. Este es el fundamento de nuestra fe, esperanza y de nuestro amor a Dios que nos amó primero.

Aquí en esta iglesia de San Antón (Granada) hicimos un columbario debajo justo del altar mayor, donde está expuesto el Señor todos los días. Todos los primeros lunes de mes se abre para que los fieles puedan visitar y rezar a sus difuntos, también ese día se dice la Santa Misa por todos ellos.
La Comunidad en esto no buscó ningún lucro, sino que al estar el lugar preparado lo destino para este fin. Lo que de esto se recibe ya se hizo el compromiso de darlo para necesidades de misiones, o de pobres u otras necesidades benéficas, solo un mes al año lo reserva para gastos de mantenimiento. De ello estamos muy contentas.

(Más adelante se dará más información sobre este tema)   

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información